Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 31 de mayo de 2009

La Beat Entente - Nuevo Restaurant en el Hatillo

Tomado de Venezuela Estética



En el transcurso de esta semana abre sus puertas para el público La Beat Entente, un atípico restaurant en el Hatillo, Edo. Miranda (Venezuela). A la cabeza del proyecto se encuentra Dj Frodo (Jesús Mata) y William Sánchez. Esta fabulosa mezcla de chefs, músicos, djs y gerentes promete sacudir al Hatillo con una propuesta que conjuga la excelente mesa de estos Chefs, fogueados a nivel local e internacional en los mejores ambientes gastronómicos y que traen una propuesta de fusión culinaria; La capacidad melómana de estos músicos y una selección diaria de los mejores dj`s de Caracas, un espacio para contemplar arte contemporáneo curado por Torkins Delgado y la poderosa imagen institucional y web de Laberinto Creativo en la figura de Orlando Romero-Harrington y Sandra Contreras.

Por lo pronto, los invitamos a asistir a este curioso sitio, ubicado en El Hatillo, Calle comercio con Calle Cucre, Centro Comercial La posada de mi abuelo, nº 13-04, local 24, pueblo del Hatillo, municipio El Hatillo, Estado Miranda. Su website, : www.labeatentente.com

Y por favor, no se chupen los dedos; les dejamos el menú, en exclusiva:

MENU

LA BEAT ENTENTE
ENSALADAS
Mix de lechugas, tomates cherry, fresas frescas, queso de cabra, cilantro, albahaca, vinagreta francesa
Hinojos, pimientos rojos y amarillos, repollo, aceite de sésamo, brotes de soya, limón, chiles, miel, pimienta de Sichuan, langostinos en coco

Berro, supremas de naranja, queso enmenthal, cebolla morada, pimientos rostizados, vinagreta dulce mediterránea
RISOTTOS
Risotto de maracuyá con cubos de pollo al sésamo
Risotto funghi con tomates confit, vodka y flor de ajo

Risotto Di mare
PLATOS ENTENTE
Escalopas de lomito al pony con pesto de tomates secos champiñones de papas con ajoporro y puré de champiñones
Suprema de pollo rellena con queso telita y alioli finas hierbas, sobre polenta de jojotos con reducción de ají dulce rostizado
Cartocho de pez espada con pesto de cilantro y fetuccini aurora

Pernil en dulce, arroz especiado con cilantro y almendras, mix de vegetales bebe
CEVICHE ENTENTE

Curvina, salmón, aguacates, cebolla morada, ají dulce, pimientos, célery y jugo de cítricos acompañado con chips de plátano verde y salsa de yogurt con melocotón y tequila


EL RESTAURANT DE WILLY HOUSTON!!! YA ABRIÓ!!

domingo, 24 de mayo de 2009

La corrupción sin corruptos

El problema de la delincuencia en Venezuela no es un asunto que se presenta de manera mágica como sacada de un sombrero de sorpresas, su origen proviene de lo que hoy conocemos como República, e incluso mucho antes, sin embargo, no pretendo realizar un análisis de corte histórico acerca de los delitos en el país, ni librar de culpas a la Revolución Bolivariana de sus terribles decisiones al respecto, pero es que a medida que avanzan los tiempos, ese cáncer llamado “corrupción” sigue esparciéndose a todas las extremidades y órganos vitales de nuestro país.
Con mucho dolor vemos como se piensa en personalidades y no en instituciones, es decir, se pretende atacar determinado fenómeno por medio de un individuo que personifica un cúmulo de instituciones, las cuales en un proceso ideal se encargarían de actividades esenciales que velen por el sano desarrollo de la producción de bienes y servicios, así como la contraloría de los distintos entes públicos y privados. Por ejemplo, Eduardo Samán tiene múltiples cargos públicos al igual que Jacqueline Farías, el Ministro Rafael Ramirez, Diosdado Cabello, etc. En resumen, el nepotismo bajo la consigna democrática jamás ha parecido tan evidente en el país, la diferencia de sueldos es grosera, la administración de justicia no existe, la opulencia en el estilo de vida que ostentan ciertos personajes golpean en la cara diariamente a los ciudadanos e insultan su intelecto cuando con hipocresía anuncian recortes presupuestarios, mientras que por otro lado se observa con asombro como instituciones como el SENIAT siguen manejando de manera muy pero muy turbia los tributos provenientes de los venezolanos, tomando para sí bienes adquiridos por sus propietarios (legalmente o no) y luego repartiéndolos entre ellos mismos como si se tratará de la torta de un cumpleaños para la cual dimos dinero pero jamás fuimos invitados… Señores socialistas revolucionarios y al soberano en general, cómo le podemos llamar a esto ¿acaso esto no es corrupción?
Según Cristian Camacho: “…por razones de orden histórico, existe una sobrecarga delictiva en el funcionario público y en la sociedad venezolana actual. Esta sobrecarga se caracteriza por tener un arraigo importante en la mentalidad de mucha gente, y por ser además, un factor explicativo fundamental cuyo estudio ayudaría a entender el carácter excesivo de la corrupción administrativa, así como la bulimia existente en muchos ciudadanos cuando administran bienes y recursos públicos, o se les facilita algún tipo de acceso a ellos -directamente o bien a través de redes informales”.
Pero no sólo la administración pública es la culpable de esta terrible situación, por otro lado tenemos al sector privado, galante en instituciones como la banca, empresas de producción, inmobiliarias, etc., en donde se denota ésta realidad con tanto poderío como en el anterior; problemas como la especulación, la poca auditoría a sus actividades cotidianas, la explotación laboral, la falta de seguridad social expresados en el delirio de los empresarios por la obtención de mayores ganancias a costa de la necesidad de sus empleados, no hacen otra cosa sino facilitar el clima delictivo imperante en el país. Como si fuera poco, muchas de estas organizaciones privadas están en manos de personajes vinculados al gobierno, y si no lo están, tengan por seguro que el dinero hará de ellos buenos aliados, en tal sentido Camacho indica: “…la corrupción administrativa es vista en su aspecto general, como “una transferencia ilegítima de lo público a lo privado”. En el caso de Venezuela y en términos amplios, la corrupción podría ser definida como el conjunto de acciones cometidas por funcionarios públicos, solos o en convivencia con otros ciudadanos, representantes de organizaciones públicas o privadas, con el objeto de apropiarse ilícitamente de dineros, recursos y otros bienes, u obtener cualquier tipo de ventaja patrimonial, por acto de hacer u omitir, o bien, incumpliendo la ley que regula sus actuaciones…”.
En fin, podemos analizar este fenómeno de repercusiones tan negativas para la vida de todos los ciudadanos desde muchas ópticas, sin embargo, la solución siempre partirá del acto de conciencia de estos últimos, dejando la apatía a un lado y tomando el rumbo apropiado para la aplicación de una verdadera contraloría no sólo social sino institucional, ya que pareciera que aquellos que pretenden erradicar la corrupción terminan siendo igual ó más corruptos que los anteriores, aplicando la tesis del egoísmo que reza la custodia por el resguardo de sus necesidades e intereses y amparándose en la ligereza típica del venezolano, en cuyo sistema judicial la delincuencia se concibe como un acto aislado sin aparentes responsables, reafirmándose por último con una complicidad social al momento de legitimar cargos públicos y organizaciones políticas.

“Money it's a crime, Share it fairly but don't take a slice of my pie” Money de Pink Floyd

viernes, 8 de mayo de 2009

Modernidad o Modernización??

Justificación

En mi post pasado, producto de la indignación fulminante de vivir en este país de incapaces conformistas (y si no te consideras uno de ellos no tendrías por qué tomar por personal la aseveración anterior) hice algunos acalorados y mordaces señalamientos sobre diversas cuestiones, una de ellas fue referirme a la carga negativa (casi a manera estigmática) de lo que implica haber nacido venezolano(a). Cito: “¿De qué carajo me sirve estudiar o trabajar, en pro de un bienestar colectivo, si es precisamente el colectivo quien se encarga de arrearme a lo que nos es propio?

He ahí el punto que nos atañe, ¿qué nos es propio como venezolanos? Pues bien, me he tomado la laboriosa ocupación de documentarme en procura de otorgarles respuestas adecuadas, encontrando que una de esas características intrínsecas al tricolor venezolano es la modernización tecnológica de la cual somos más victimarios que víctimas…

Modernidad / Modernización

Para Carlos Rendón (2000), La Modernización hace alusión a “la consecuencia de la intervención de la ciencia y la tecnología para la transformación del mundo en que se desenvuelve el hombre”. LA MODERNIDAD en cambio.… “hace referencia a la transformación del hombre mismo, de su mentalidad: sus valores, actitudes y acciones, las que deben corresponder con una comprensión racional del mundo y de los demás seres humanos” Por otra parte Massimo Dessiato expresa que “un país es moderno cuando asume, por ejemplo, los valores propios de la producción: el orden, la disciplina, la iniciativa, la responsabilidad, la planificación, la eficiencia, la optimización de recursos y todo aquello que a muy grandes rasgos podríamos denominar «ética del trabajo».

Siendo así, les daré pequeñas muestras de la idiosincrasia nacional para que ustedes mismos se permitan reflexionar al respecto:

1) Queremos ser los primeros en comprarnos el último modelo de Blackberry que se lanzó al mercado, aún a sabiendas de que:

  • Tenemos que sacrificar tres sueldos (enteros y con cesta tickets incluidos) para adquirirlos.

  • No vamos a poder comunicarnos en la calle con nuestro dichoso aparatico ya que ello implica convertirnos en el check point del hampa común, quienes en el mejor de los casos nos lo arrebatarán de las manos simplemente con el hecho de ver que brilla cuando le pega el sol.
  • No disponemos económicamente para meterle tarjeticas de saldo y de ser así, le aplicaremos la de más baja denominación. (Nos damos el lujo de cargar un celular de aprox. 3500bsF sin saldo)

  • Es muy posible que no utilicemos ni un 20% de las funciones totales del equipo.

Sin embargo, nuestra compra se encuentra perfectamente justificada por argumentos como: “Ahora si voy a poder chatear con otros desde el celular” “puedo escuchar mi música a todo volumen en el metro” (léase ballenato, reggeaton, y el sancudo loco). “tiene cámara de X mega píxeles (sin saber que es eso)” “tiene sistema de tv para ver la novela” etc.

2) Nuestra Asamblea Nacional (aunque Ud. no lo crea) dispone de la más avanzada tecnología en telecomunicaciones, para que los que allí disputan temas de interés nacional, se organicen, consigan traducciones, anoten sus ideas, pidan la palabra, entre otras muchas opciones. Pero pareciera que (y disculpen el coloquio) “eso es mucho camisón pa’ Petra” por que es bien conocido por todos el show circense que amablemente brindan nuestros asambleístas en cada sesión trasmitida por cadena nacional, donde las intervenciones no van de la mano con la oportunidad y los papeles danzan gozosos en el aire al son de insultos e improperios.
3) Ni hablar de los globos de Barreto… si mal no recuerdo, se trataba de una red de globos aerostáticos con cámaras de vigilancia que servirían de aliados en la lucha contra el hampa capitalina, logrando disuadir las intenciones hasta del más osado de los delincuentes. Según señaló el Ministerio de Interior y Justicia, los caraqueños podíamos disfrutar de esta maravilla tecnológica para finales del 2008, sin embargo ya en mayo de 2009 aún no se ha divisado ni la sombra de los centinelas aéreos. Muchas han sido las especulaciones, pero para los fines que nos corresponden, se han hechos señalamientos como: “vinieron dañados y no se dieron cuenta en la aduana” “no tenemos suficiente gente pa’ infla los globos” “se estrellaron haciendo la prueba” etc. Como se puede apreciar dichas expresiones apuntan a la incapacidad operativa por parte del personal venezolano.



4) Por último, el prestigioso Satélite “Simón Bolívar”. Pocos saben que coño es un satélite o para qué carajo nos sirve, sin embargo, se nos acelera el corazón, aguan los ojos, pone la piel de gallina y florecen los más profundos sentimientos patrióticos al referirnos a “NUESTRO SATÉLITE”. Dicen las malas lenguas que el mismo día que lanzaron el satélite al espacio, se nos cayó el Internet Abba, Movistar “estaba libre” y cortaron la luz del metro. Aquí algunas de las opiniones del colectivo.

Esta lista podría facilmente llevarme tomos y tomos completos de situaciones y momentos anecdóticos donde nuestra incompetencia ha sido la protagonista, pero lo relevante de la muestra expuesta es justamente lo señalado al principio… Estamos utilizando tecnología de punta característica de la época en la que se desenvuelve el mundo, pero nuestra mentalidad, valores nacionales e individuales están indispuestos al progreso. Modernidad no significa tener un Blackberry o un satélite mientras al mismo tiempo existan carencias más relevantes (como alimento, vivienda, seguridad etc). Por ello me permito concluir que nuestra realidad es múltiple y sin embargo nos unimos en el mismo pensamiento consumista antes que productivo. La modernización es lo propio y el ideal del venezolano


miércoles, 6 de mayo de 2009

Mi jefe Walter

Digamos que se llama "Walter"...
Conozcamos un poco a Walter. Walter se nos presenta, se nos vende, intenta a través de cualquier medio disponible, parecer lo que en el fondo no es, no ha sido, y probablemente nunca será: alguien respetado. Dicho respeto, del que Walter cree gozar, no es espontáneo, no es natural, así como naturalmente pueden respetarte e inclusive apreciarte a un sujeto como tu que lees esto o como yo que lo escribo, solo por nuestra condición humana. No. El respeto del que goza Walter es una mera ficción, algo que solo le durará el tiempo que le dure su muy desnutrida, transparente y delgada investidura de poder y autoridad; poder y autoridad que Walter no se ha podido forjar por si mismo, sino gracias al cargo que detenta.

Walter seguramente en su escuela primaria y secundaria era el gordo al que todos patean y meten de cabeza en el tobo de la basura; en la universidad, seguramente todos los que él creía sus amigos, intentaron por medios desesperados sacarle el culo por lo insoportable que el individuo en cuestión seguramente era; y muy probablemente ya en su vida adulta, es un personaje que seguramente gozará de calidas noches de fin de semana en compañía del canal Venus y de cientos de fotos pornográficas en su computador personal, ya que se avizora como imposible que una mujer en sus sanos cabales quiera pasar su tiempo con alguien que sería capaz de obstinar hasta convertir en un asesino frenético fuera de sus cabales al mismísimo Ghandi, o al Dalai Lama

Y da tantas vueltas que da esa pelota de mierda llamada vida, y resulta ser tan injusta en la mayor parte de los acontecimientos que de ella acaecen, que estos hijos de puta, frustrados de oficio, son los que llegan a detentar, alguna vez en su vida, algún tipo de autoridad; y peor aún, llegan a tener, inclusive, gente bajo su mando.

Corred, pues, que no quedará árbol en pié ante semejante inquisidor.

Walter, por analogía, es el mismo caso de aquel profesor desgraciado que con sonrisa complaciente, se jacta de que históricamente, sólo el 5% del salón le pasa, indistintamente del esfuerzo que los alumnos puedan ponerle a la materia. Walter es ese profesor, pero dentro de una Empresa, de la que muy posiblemente se cree el dueño, amo y señor; Walter es pues, el jefe, triste y lamentablemente, es el jefe.

Hoy Walter me amonestó “verbalmente” (que para los efectos es lo mismo que un pedazo de papel firmado), aún siendo él lo que se puede denominar un “jefe interino” o “transitorio”, pero que lamentablemente, y gracias al alto rango que detenta, no consigue limitaciones en cuanto a las competencias que le fueron conferidas para el ejercicio de su cochino cargo, ya que en vez de dedicarse a revisar asuntos de verdadera importancia inherentes a sus funciones (funciones que por cierto, presentan profundos vacíos gracias a la ineptitud intrínseca de este nefasto sujeto, y que yo mismo he podido dejar en evidencia), Walter se dedica a observar el reloj mientras àsea toda la puta empresa, en pro de que nadie llegue fuera de la hora de inicio de la jornada laboral. Solo basta imaginarse al Sr. Rajuela esperando a Pedro Picapiedra en la entrada de la cantera. Así de caricaturesco resulta ser este imbécil.

En la mente de Walter, puntualidad es rendimiento, aún cuando yo mismo he constatado en casi todos mis empleos, que la gente que mas temprano llega a su puesto de trabajo, es la que mas tarde comienza a desempeñar sus labores, dada esa natural tendencia de “echar carro” en la primeras horas de la mañana, sea leyendo el periódico gratuito que regalan en el semáforo, sea preparando y posteriormente tomándose el café, sea revisando el correo electrónico… Todo ello con la consentimiento que otorga el haber llegado cónsone con el señor termómetro del tiempo, ante la mirada plausible de jefes güevones como Walter.

Walter, eres un hijo de puta.


Nota: de poner mas indicios facticos de lo frustrado que este caballero como jefe, me estaría “boleteando” demasiado, así que no contaré mas……..… hasta que algún día me boten y pueda contar mucho, muchísimo sobre Walter.

Pero créanme, situaciones no han faltado para que la conclusión de quien las escuche sea: “hey, ese tipo lo que es rolo de maricón”

lunes, 4 de mayo de 2009

Tres sismos en menos de un mes... Y NO HE SENTIDO EL PRIMERO!!


Que bolas que siendo un legítimo habitante nacido en esta ciudad, un caraqueño de pura cepa, fanático de los Leones del Caracas y de los Rojos del Ávila, tomador de anís con Tang y hasta un osado aventurero capaz de visitar alguna vez en mi vida los sitios mas inhóspitos del planeta, todos contenido en esta ciudad (Maca Este, El Guarataro, El Observatorio...), no haya yo sentido los temblores que en los últimos meses se han suscitado en la ciudad capital.


En serio me indigna.


En vista de ello, exijo a la madre Naturaleza, a la "Patcha Mama", que en pro de que yo pueda vivir la emoción y adrenalina que sólo un movimiento telúrico puede brindar, mande un hermoso 7.7 en las escala de Richter...


El colapso y la tragedia serán notorios (ya después donaré tres latas de atún, unos zapatos y tres sweateres que no me sirven), pero el poder decir: "Oh, mierda, ahora si lo sentí", es lo que importa.


Además, el importante exterminio que este evento significaría, sería una pequeña llaga inflamada y molesta al compararla con las innumerables ventajas de orden social que luego acaecerían, como por ejemplo:


- Un Metro y camioneticas por puestos mas vacíos por las mañanas.

- Mas espacio en los cines y Pollo Arturos

- Mayor disponibilidad de puestos en las ferias de comida en horas del mediodía.

- Menos buhoneros, pedigüeños, rateros y demás especies tukkis que con suerte, no sobrevivirán al colapso de sus viviendas de hojalatas y asbesto

- Algunas otras que se me ocurrirán en su momento.


Veámoslo como un proceso natural: Esta porción de tierra está más que superpoblada. Y obviamente, como si de un organismo vivo se tratara, nuestra tierra está tratando de hacer profilaxia, como cuando un perro quiere quitarse las pulgas y las garrapatas. El gran Danés llamado Caracas tiene muchas, muchísimas de esas pulgas y garrapatas, y ya empezó a sacudirselas.


Yo lo apoyo.



Él ya lo dijo, yo lo secundo: La humanidad es el cancer de este planeta... Y ya en Caracas hizo metástasis